Connect with us

INNOVADORES VS COVID 19

Arpe, el éxito del factor creativo 

Published

on

Joan Pera CEO de Arpe scaled

 

En primer lugar, ¿cómo le va a usted y a su familia en estos tiempos de COVID-19?

Por el momento, nos va razonablemente bien, en lo que a salud física se refiere. Algunos miembros de mi familia se infectaron cuando no había vacunas, pero lo superaron sin requerir ingreso hospitalario. Así que agradecidos en este sentido, aunque prudentes y conscientes de que esta circunstancia puede cambiar en cualquier momento. 

Más allá de lo anterior, creo que igual que todos, sufrimos cierto grado de agotamiento y estrés emocional, por una situación que parece que no termina de normalizarse. También estamos preocupados, porqué en muchas partes del mundo la vacunación no avanza al ritmo que desearíamos y porqué aparecen efectos colaterales, en forma de crisis social y económica, que requerirá de un gran esfuerzo de todos para superar. Aunque aquello que realmente nos preocupa de verdad es el cambio climático y la lentitud con las que estamos afrontando los cambios necesarios para adaptarnos a este gran reto.     

Háblenos de usted, de su carrera, de cómo fundó o entró en esta empresa

Arpe es una empresa que fundaron mis padres hace 30 años, en 1991, aunque la tradición familiar en el textil empieza alrededor de 1966 con otra razón social. 

El espíritu emprendedor lo aprendí en casa. De hecho, el primero del que tengo noticia de su espíritu emprendedor fue mi abuelo materno, que en el siglo XX creó varios negocios, desde un tejar para la producción de tejas y ladrillos hasta un hostal, pasando por una empresa textil. De hecho, mis padres empezaron su primer negocio textil gracias a su ayuda.

Me incorporé a Arpe hace 20 años, después de una breve experiencia trabajando por cuenta de otros en el sector financiero, en el asesoramiento contable-financiero o como controller junior en una multinacional alemana en Düsseldorf.

Soy economista e ingeniero de formación, Diplomado en Ciencias Empresariales por la escuela universitaria del Maresme-UPF, centro que se integró en lo que hoy día es el parque empresarial y universitario del Tecnocampus de Mataró. Organismo del que hoy en día y con gran orgullo, formo parte como miembro de su patronato. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la UAB e Ingeniero técnico industrial, con especialidad en Tejidos de Punto, por la EUETTP-UPC. 

Finalmente, estoy bastante comprometido con la defensa de los intereses de las Pimes, como vocal de la Junta Directiva la AEI Tèxtils, clúster-asociación de empresas de textiles avanzados de Cataluña. Pero sobretodo en Pimec, presidiendo la territorial de Barcelona y la delegación del Maresme-barcelonés norte, de la que es la Patronal más representativa de las micro, pequeñas y medianas empresas y autónomos de Cataluña. 

¿Cómo innova su empresa?

Innovamos de forma bastante natural, continuamente estamos generando ideas nuevas de forma espontánea y más o menos disruptivas. De hecho, nuestro problema es que generamos demasiadas ideas, así que recientemente llegamos a un pacto interno para no empezar nuevos proyectos sin cerrar antes otros, ya que la ilusión por innovar a veces nos lleva al bloqueo por acumulación de proyectos. 

Seguramente nos ayudaría sistematizar y dirigir el proceso de innovación, pero bueno, mientras sigan fluyendo las ideas al ritmo actual y el equipo mantenga la ilusión por implementarlas, me preocupará poco que el proceso sea desorganizado.  

¿Cómo afecta la pandemia de coronavirus a su negocio y cómo lo está afrontando?

Aceptamos la nueva situación muy rápidamente, en pocos minutos diría, y el mismo fin de semana de anuncio del primer estado de alarma en España, ya empezamos a desarrollar prototipos de mascarillas, batas y gorros de protección. Tengo la suerte de disponer de un equipo altamente productivo, creativo, comprometido y positivo, eso ayuda sin duda a adaptarse a nuevas situaciones sobrevenidas. 

A las 48h de la declaración del estado de alarma, entraban los primeros prototipos de mascarillas a ensayar en un laboratorio homologado y creo que a la semana siguiente ya estábamos vendiendo las primeras unidades. Lo que sin duda nos ha salvado, porqué mientras el negocio tradicional se desplomaba en un 70%, nosotros cerramos el año con un crecimiento del 40%. 

Este año 2021 lo afrontamos con mayor preocupación, porqué la demanda y el precio de las mascarillas se ha desplomado, mientras que el negocio tradicional de regalos corporativos personalizados no termina de arrancar. Además, la fase actual de falta de abastecimiento de materias primas, fuertes subidas de costes de materiales y suministros, más la dificultad para trasladar dichas subidas a los precios de venta, nos está afectando de forma importante. Es la tormenta perfecta para las empresas; mayor endeudamiento, caída de ventas, aumento de costes y presión fiscal, junto a la incertidumbre en el proceso de recuperación; seguro que provocará cierres empresariales. Por eso pedimos que las administraciones sean especialmente  sensibles y diligentes en la implementación de ayudas al tejido productivo. Esperemos que en 2022 la situación se estabilice, por el bien de todos.    

¿Ha tenido que tomar decisiones difíciles y cuáles son las lecciones aprendidas?

La principal lección es que hay que estar preparado para que en cualquier momento un evento impredecible nos impacte y tomar medidas rápido. Pero también que incluso en las situaciones más complicadas hay oportunidades. 

Si antes pensaba que era importante, ahora creo que es imprescindible mantener unas finanzas prudentes, un equipo altamente creativo y comprometido con el proyecto, invertir en innovación, diversificar productos y mercados, e internacionalizarse. 

Afortunadamente no ha habido que tomar decisiones muy radicales, aunque la situación del covid aceleró algunos cambios internos a nivel de equipo latentes y que seguramente se habrían tomado tarde o temprano igualmente. Por otro lado, la pandemia despertó en algunas personas del equipo la necesidad de re-orientar sus carreras profesionales e iniciaron caminos muy distintos, pero fueron salidas fáciles de gestionar. Por último, otras personas se han incorporado estos últimos meses y parece que lleven toda la vida con nosotros.   

¿Qué herramientas específicas, programas informáticos y habilidades de gestión están utilizando para superar esta crisis?

En el momento que empezó la pandemia, estábamos en la fase inicial de diagnóstico y búsqueda de soluciones para la transformación digital en Arpe, así que nos tocó acelerar el proceso. Introducimos herramientas de teletrabajo y para reuniones virtuales, que ahora mismo ya son de uso habitual para todos nosotros, también compramos nuevos equipos portátiles con acceso remoto a nuestro servidor y teléfonos móviles, para quienes aún no tenían o no lo habían necesitado. 

En paralelo iniciamos un proyecto estratégico más profundo y que estamos en fase de implementación, basado en una solución de software en la nube que incluye e integra todos los procesos desde la fase de diseño de producto, incluyendo ERP, CRM, eCommerce, eMarketing, calidad, RRHH, gestión documental y otras muchas soluciones. Pensamos que la transformación digital cambiará la forma de relacionarnos, especialmente con nuestros clientes internacionales, así que debemos estar preparados.  

¿Quiénes son sus competidores? ¿Y cómo piensa mantenerse en el juego?

Nuestros principales competidores son empresas coreanas, por calidad de producto textil, chinas, por precio competitivo y capacidad de producción. Finalmente tenemos la competencia europea, especialmente de Alemania, con una buena calidad no mejor que la nuestra y son más caros, pero tienen la marca país les ayuda a vender.

Nosotros tenemos la mejor calidad de impresión del mercado, una calidad textil cercana a los coreanos y un precio mejor que los alemanes. Aunque nuestra gran fuente de diferenciación se centra en tres conceptos; origen europeo, productos y procesos sostenibles y diseño Barcelona. 

Sus reflexiones finales

Como conclusión, veo que aquello que nos ha permitido en Arpe superar los primeros 30 años de vida, ha sido sobretodo la capacidad creativa al servicio de la adaptación a los cambios que se han ido produciendo. Y la creatividad es algo fundamentalmente humano, así que, si algún mérito tenemos mi hermana y yo, es precisamente haber sido capaces de acompañar en este proceso de construir un equipo cohesionado, comprometido con el proyecto y muy creativo. Lo demás ha sido fruto de lo primero. 

 

Sirio WEB: https: //www.arpe.es/fr/

 

 

 

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Top of the month