Connect with us

INNOVADORES VS COVID 19

“El intercambio cultural ya no tiene coste” dice la fundadora y CEO de Dothegap

Published

on

3C4117AD 3109 4F66 9B09 BB72F8D20C26 1 201 a scaled

 

En primer lugar, ¿cómo le va a usted y a su familia en estos tiempos de COVID-19?

El momento ha sido complicado pero hemos podido gestionarlo. Ser conscientes de nuestra vulnerabilidad es una lección bien aprendida.

Háblenos de usted, de su carrera, de cómo fundó o entró en esta empresa

Desde siempre he tenido la inquietud de viajar y vivir nuevas experiencias, de disfrutar de otras culturas y entornos, lo que me ha facilitado tener un mejor conocimiento del mundo y de mí misma.

Me sorprende que, hoy en día, el intercambio cultural continúe contemplándose como una actividad de pago excesivamente cara, lo que limita su alcance. Me inquieta que la educación no formal “aprender a través de la experiencia” se haya convertido en una actividad exclusiva. Un intercambio cultural debería ser una vivencia accesible.

Después de más de 20 años en multinacional como experta en marketing online y comercio electrónico, con mi base pedagógica ( licencia en filología inglesa) y mi amplia experiencia en intercambios culturales decidí cubrir este importante GAP en educación: normalizar el intercambio cultural.

De aquí surge www.dothegap.com, plataforma que facilita crear red de contactos para vivir todo tipo de experiencias cross-culturales, sin intermediario, sin coste añadido, sin límites.

 

¿Cómo innova su empresa?

Transformamos el intercambio cultural en una actividad sin coste.

¿Cómo afecta la pandemia de coronavirus a su negocio y cómo lo está afrontando?

A pesar de ser una plataforma que conecta personas digitalmente, nuestro objetivo es promover un viaje, una inmersión en otra cultura, por lo que el coronavirus nos ha afectado bastante ya que no se ha podido viajar. Hemos aprovechado para dar a conocer nuestra propuesta a empresas y asociaciones y hemos conseguido una amplia red de sponsors que apoyan nuestro proyecto. Para empresas somos un “novedoso beneficio social” que hace posible que sus equipos se relacionen a nivel internacional de una manera más personal y distendida. Promovemos los ODS4 “una educación equitativa e igualitaria” y ODS10 con igualdad de oportunidades”. Pertenecemos a Barcelona Sostenible, promoviendo un turismo responsable.

Por lo tanto, hemos continuado haciendo difusión sobre nuestro proyecto de INNOVACIÓN SOCIAL y, a pesar de que no era el momento de viajar, nos hemos dado a conocer y hemos ratificado que el cambio que promovemos es necesario para poder construir un mundo mejor basado en el respeto y tolerancia por la diversidad cultural.

Empresas, asociaciones, entidades que persigan este mismo objetivo van a ayudarnos a conseguirlo. Colaborar es la mejor manera de crecer.

¿Ha tenido que tomar decisiones difíciles y cuáles son las lecciones aprendidas?

Lanzar un proyecto siempre es difícil, salir de tu zona de confort y arriesgar es una decisión valiente, lo que no sabíamos es que dentro de todas las dificultades que supone lanzar un negocio en marcha iba a surgir una pandemia que nos dejaría 2 años sin viajar. Hemos reducido los costes a lo mínimo asumiendo el equipo más tareas, hemos mantenido el ánimo alto gracias a que creemos en nuestro proyecto y en nuestra propuesta de valor, en nuestra capacidad y en nuestra resiliencia, todo esto ha hecho que sigamos adelante a pesar de todas las dificultades.

¿Qué herramientas específicas, programas informáticos y habilidades de gestión está utilizando para superar esta crisis?

Nosotros somos 100% digital, por lo que la pandemia no ha modificado nuestro modelo de negocio. Somos un Community Marketplace, un punto de encuentro de personas con el mismo interés, toda la comunicación se realiza en digital, hasta el día del viaje de intercambio que es donde, por fin, se encuentra y disfrutan de una inmersión real y segura en otra cultura.

¿Quiénes son sus competidores? ¿Y cómo piensa mantenerse en el juego?

Nuestro mayor competidor son los negocios que no tienen nada que ver con nuestra propuesta, es decir, nos hemos acostumbrado a que un intercambio contiene un “programa” y se necesita un “intermediario” y para un intercambio cultural sólo se necesita conseguir un buen contacto. Por lo tanto nuestra competencia no es en sí competencia porque nuestra propuesta es totalmente diferente, no intermediamos, no organizamos viajes ni planes de estudio, conectamos personas para que el intercambio pueda organizarse de tú a tú dejando el coste al mínimo.

Sus reflexiones finales

Cuando lances un proyecto asegúrate de que la propuesta es buena, que cubre una necesidad real y que sabes cómo desarrollarlo y gestionarlo. Hay que estar preparado para vivir momentos muy duros y en solitario, porque emprender es muy enriquecedor y gratificante, pero de fácil no tiene nada. Hay que ser perseverante porque el que siembra… recoge 🙂

 

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Top of the month