Connect with us

INNOVADORES VS COVID 19

“La crisis nos golpeó pero el equipo mantuvo el barco a flote y ahora tenemos un nuevo socio inversor” dice Liz Luna CEO de Doghouser

Published

on

Startup Lizbeth Luna Victoria

En primer lugar, ¿cómo le va a usted y a su familia en estos tiempos de COVID-19?

Muy bien, ha sido difícil. Pero la vida hay afrontarla con valentía y eso fue lo que hicimos. Tomamos precauciones y con una actitud muy humilde volvimos a empezar.

Háblenos de usted, de su carrera, de cómo fundó o entró en esta empresa

Soy periodista de profesión pero comunicadora de corazón. Mi familia no tenía muchos recursos pero pusieron todos en educarme por lo que trabajé desde los 19 años al mismo tiempo que estudiaba. Alcancé puestos de liderazgo desde muy joven, pero siempre tuve la intención de tener mi propia empresa. Cuando tuve una espalda financiera, monté primero una consultora de comunicación y con mi socio teníamos claro que queríamos crecer hacia las startups. Buscamos un tema que nos apasionaba, como eran las mascotas e identificamos la necesidad. Vimos claramente que en Perú, donde comenzamos operaciones, podíamos explotar el tema de encontrar cuidadores de confianza.

¿Cómo innova su empresa?

Tradicionalmente, cuando hemos tenido que viajar las mascotas se quedaban en hoteles donde dormían en caniles y estaban con otros 50 perros. O por último dependíamos de que algún familiar o amigo nos hiciera el favor. Nosotros creamos una plataforma para que las personas que quieran cuidar mascotas puedan crear un perfil y así el dueño encuentre cientos de opciones cerca de su propia casa.

Por otro lado, abordamos la problemática de la desigualdad de género de Latinoamérica y la cantidad de mujeres amas de casa que dependían económicamente de su familia. Vimos en este sistema una oportunidad para que ellas generen ingresos sin salir de casa y se empoderen. Además, descubrimos que la calidad de su servicio era mucho mejor que la de de alguien que tenía otras obligaciones como estudios o trabajos fuera de casa.

¿Cómo afecta la pandemia de coronavirus a su negocio y cómo lo está afrontando?

Cuando comenzó la pandemia, nuestra empresa estaba en un momento delicado. Habíamos invertido dinero para abrir operaciones en otros países y de pronto nadie necesitaba cuidadores porque nadie salía de casa. De hecho, Perú y Colombia, nuestro core de negocio, fueron de los territorios más impactados por la cuarentena. Nos vimos en un serio aprieto donde nos planteamos cerrar operaciones. Sin embargo, el equipo fue muy listo y rápidamente abrimos líneas de negocio nuevas como la tienda y luego una fábrica de accesorios y snacks.

Hoy se está recuperando poco a poco la línea original del negocio y tenemos la suerte de seguir vivos para volver a coger la ola.

¿Ha tenido que tomar decisiones difíciles y cuáles son las lecciones aprendidas?

Definitivamente. Hubo bajas de gente que era valiosísima para el equipo y dejar de lado la expansión. Yo creo que hay dos lecciones importantes: 1) El equipo lo es todo. Cuando se deja el corazón para encontrar soluciones y levantarnos los ánimos unos a otros. El éxito de un líder es saber que tu gente siempre es primero. 2) La resiliencia. Cuando después de un año y medio veo que regresa el ritmo de ventas, que llegan inversores, que nuevamente hay proyección, agradezco a la empresa seguir viva.

¿Qué herramientas específicas, programas informáticos y habilidades de gestión está utilizando para superar esta crisis?

Tuvimos que ser muy creativos para lidiar con las funciones de parte del equipo que habíamos perdido. Utilizamos programas de ayuda técnica como Canva para diseño o Wix para programar. Nos ayudó muchísimo el Google suite para todo lo que es teletrabajo.

Sin embargo que la principal habilidad de gestión fue el trabajo en equipo.

¿Quiénes son sus competidores? ¿Y cómo piensa mantenerse en el juego?

Creemos que a nivel del sur de Latam hay pocos competidores pues las empresas globales aún no nos miran como un mercado atractivo, lo que nos da la oporunidad de segur creciendo y posicionándonos en esa área. Nuestra propuesta de valor sobre las iniciativas que existen está en la calidad del servicio de mano de amas de casa empoderadas.

Sus reflexiones finales

Si veo para atrás me resulta increíble lo que logramos con condiciones tan adversas y me siento orgullosa del equipo, y claro también de lo que yo misma pude hacer. Aún hay cosas de las que no nos recuperamos del todo, pero creo que fue una enseñanza para volver a encontrarme con la humildad y darme cuenta que había que recomenzar varios caminos. Que no todos van a reconocer todo el esfuerzo por el que hemos pasado para estar en el momento en que nos encontraron después de una crisis, pero hay otros que sí y verán el gran potencial que tenemos. De hecho, nos llegó una inversión hace poco cuando por la situación global y de país, era un escenario difícil. Y ahí seguimos. Resilientes.

Las personas interesadas en conocer un poco más de Dog Houser pueden ingresar aquí  www.doghouser.com

 

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Top of the month