Connect with us

Estilo de vida

10 formas de manejar el estrés y la ansiedad en el trabajo

Published

on

Stress and Anxiety

El estrés laboral no es un tema nuevo. De hecho, Internet está lleno de artículos que hablan de él y de lo que los empleados y sus empleadores pueden hacer para aliviarlo. El estrés o la ansiedad tienen importantes consecuencias para la salud si no se controlan. Entre ellas se encuentran: simples resfriados, gripe y enfermedades potencialmente graves como el síndrome metabólico, la presión arterial y las enfermedades cardíacas.

Además, los niveles más altos de estrés pueden afectar al rendimiento y la productividad. Esto se debe a que los empleados estresados se toman tiempo libre en el trabajo, y se pierden varios días que habrían sido canalizados para hacer crecer el negocio.

Lamentablemente, no existe un trabajo ideal o poco estresante. Así que los empleados tienen que adoptar un enfoque realista que les ayude a manejar el estrés y la ansiedad en su actual lugar de trabajo.

El artículo revisará 10 formas de manejar el estrés y la ansiedad en el lugar de trabajo desde la perspectiva de un empleado.

Aumentar las actividades físicas

La mayoría piensa en actividades de alto impacto cuando escucha la palabra ejercicio. En realidad, no es necesario ir al gimnasio todas las mañanas o tardes para que se diga que uno es activo. Sin embargo, puede realizar actividades sencillas como dar un paseo a la hora de comer, hacer ejercicios de yoga o sesiones de meditación después del trabajo.

Aun así, algunos empresarios promueven el ejercicio en el lugar de trabajo, y los empleados pueden aprovechar esas sesiones de actividad para relajarse y mantener su bienestar mental.

Evite los conflictos en el trabajo

¿Siempre es el centro de todos los desacuerdos y conflictos en el trabajo? Participar en esos conflictos interpersonales afectará a su salud emocional y física. Aunque las disputas son inevitables, sería bueno evitar participar en ellas en la oficina.

Puedes hacerlo no contando chismes, evitando temas polémicos como la política y la religión, o discriminando a los demás. Además, evita la compañía de quienes no trabajan bien con los demás y resuelve cuanto antes cualquier malentendido que surja. También puedes pedir ayuda a sus superiores antes de que las cosas se salgan de control.

Establezca plazos honestos

La mayoría de las personas estresadas aceptan plazos y fechas límite que están seguros de que no van a cumplir. Sin embargo, es mejor ser honesto desde el principio que disculparse después. Algunos plazos son estrictos y no se pueden negociar, por lo que esos plazos lo estresarán si no es sincero desde el principio.

Ser honesto también le ayudará a trabajar a un ritmo manejable. Definitivamente se sentirá bien y se verá mejor cuando termines las tareas asignadas antes de tiempo.

Mantenga el perfeccionismo bajo control

Mientras que ser un gran triunfador puede ayudarle a sobresalir en el trabajo y hacerlo sentir bien, ser un perfeccionista se volverá en su contra, le causará estrés y hará que los demás se sientan incómodos trabajando con usted.

Por lo tanto, entienda que no siempre es posible hacerlo todo perfectamente bien porque a veces tendrá una tarea o un trabajo muy ocupado y de ritmo rápido. Además, es importante entender que cada persona es única y tiene capacidades diferentes. Por lo tanto, no debe esperar demasiado de sus compañeros porque esto puede aumentar su estrés o hacer que los demás se sientan incómodos trabajando usted.

Evite los hábitos de vida poco saludables

Los hábitos poco saludables ayudan a que el estrés prospere. Entre ellos se encuentran el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y los malos hábitos alimenticios. Estas prácticas ofrecen en realidad un alivio del estrés a corto plazo, y los empleados varones tienden a recurrir a ellas más que sus homólogos femeninos.

Lamentablemente, estos malos hábitos no alivian el origen del estrés y, de hecho, las elecciones pueden hacer que pierdan su trabajo, rompan relaciones o arruinen sus matrimonios.

Puede empezar por liberarse de los amigos con esos hábitos, participar en un programa de bienestar y buscar asistencia médica cuando sea posible. Estos esfuerzos le ayudarán a llevar una vida más sana.

Deshágase de las malas prácticas laborales

¿Podría ser su forma de trabajar la fuente de tu estrés y ansiedad? Las malas prácticas de trabajo, como completar las grandes tareas en el último minuto, pueden ser la razón por la que siempre estás estresado. Sin embargo, empezar con estas tareas a primera hora del día no sólo le dará una sensación de logro, sino que le ayudará a evitar cometer errores porque estás más alerta por la mañana que hacia el final del día. Y así tendrá menos problemas con sus superiores.

Utilice un lenguaje calmado

Un lenguaje neutro es un antídoto contra los desacuerdos en el trabajo. Un lenguaje calmado reduce los niveles de estrés porque hace que los malentendidos sean más manejables. Por ejemplo, en caso de conflicto, por qué no empezar la conversación con una frase como “Esto es lo que estoy pensando” y concluir con “¿Qué estás pensando?”. Otro ejemplo es “¿Cómo podríamos evitar que se produzca un incidente de este tipo en el futuro?”.

Esta afirmación hace que sus compañeros sientan que su aportación es necesaria, reduciendo así el estrés y la ansiedad de todos en el lugar de trabajo.

Cambie su entorno

 

Todos los empleados adoran su escritorio, por lo que intentan personalizarlo colocando fotos de sus cónyuges o hijos. Aun así, puede cambiar ese entorno con vistas a reducir su nivel de estrés. Algunas de las formas de conseguirlo son cambiar a un lugar donde pueda entrar la luz natural y, si no es posible, puede intentar trabajar con lo que hay disponible.

También puede utilizar plantas saludables para transformar tu zona de trabajo o crear un espacio comunitario donde usted y sus compañeros puedan relajarse y socializar mientras toman una taza de té o almuerzan. Solicite un cambio de asiento incómodo porque éste puede ser la causa de su estrés.

El objetivo de realizar estos cambios es crear un entorno tranquilo, cómodo y relajante.

Pida ayuda

Trabajar en un lugar de trabajo agitado puede hacer que digas que sí a todo lo que le asignan. Sin embargo, si se sientes mal al rechazar el trabajo, puedes pedir ayuda o aclaraciones porque esto le ayudará a largo plazo. Por ejemplo, pedir consejo le ayudará a disminuir la ansiedad y a comunicar a sus jefes que realmente se preocupas por completar las tareas asignadas.

Duerma adecuadamente

La falta de sueño es otra de las razones por las que puedes estar estresado y ansioso. Si se va a casa pensando en su trabajo, seguro que no descansas lo suficiente, y al día siguiente sigue sintiéndote estresado y débil.

Así que apague su smartphone y otros gadgets a la hora de dormir, evite tomar cafeína por la noche, duerme temprano y mantenga esa rutina.

Para concluir. Manejar el estrés y la ansiedad en el trabajo puede ser un reto; sin embargo, abordarlo de forma productiva puede mejorar su salud, sus relaciones pueden ayudarle a disfrutar de su trabajo. Aplicar estos 10 consejos le ayudará a reducir el tiempo que pasa fuera del trabajo y a aumentar la productividad.

 

 

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Top of the month