Connect with us

Recursos

Cuándo vender amor en lugar de un producto

Published

on

Selling love instead of a product

Vender un producto implica apelar a la cabeza al mismo tiempo que recurre al corazón. Implica convencer a un cliente de que compre sus productos basándose en argumentos racionales, y el comprador debe sentir que usted cree en los hechos y cifras que está reuniendo.

Las empresas tratan de ser genuinas y auténticas en sus ventas de marketing, pero durante este viaje, ciertas cualidades marcarán una gran diferencia específica. Por ejemplo, un comprador puede sentir su amor, felicidad y alegría al vender los productos de su empresa.

También pueden notar una tendencia a ser vagos en los detalles o falta de energía al comercializar sus productos. Aún así, cuando se exagera o habla con entusiasmo, ellos comenzarán a sospechar, y esto los apagará, se negará a comprar, irá a su competidor y les contará a otros sobre esta mala experiencia.

El artículo revisará cómo puede dejar de vender el producto y centrarse en vender emociones como el amor, la felicidad y la alegría basada en la tierra. Vender esos sentimientos puede cambiar las reglas del juego y tiene numerosos beneficios.

Las emociones pueden impulsar la experiencia del cliente a su favor

Hay altibajos en una empresa, los gustos y preferencias de los consumidores siguen cambiando y las tendencias del mercado cambian, pero las emociones de los compradores permanecen constantes. Los seres humanos tienen deseos emocionales básicos similares que comprenden la necesidad de ser amados, aceptados, felices y seguros.

Puede cambiar la mentalidad de vender productos y comenzar a vender emoción y experiencia. Esto implica el uso de la experiencia de sus clientes como receta para el crecimiento.

Tomemos el ejemplo del uso de una taza de café para crear una experiencia todos los días. El objetivo es ayudar a sus consumidores a abrazar la vida y despertar sentimientos de amor y alegría. Posteriormente, estas personas compartirán estos sentimientos con los demás y, en última instancia, el amor engendra amor mientras que la felicidad engendra felicidad.

A medida que esta tendencia continúa, es importante recordar que comenzó con una taza de café que le vendió a su cliente temprano en la mañana. Por lo tanto, su objetivo debe ser crear una experiencia que desarrolle una emoción intensa, ayudando a sus clientes a conectarse más profundamente con su marca y productos.

Las oportunidades para expandirse son infinitas

Limitarse a un producto o nicho de mercado hará que se quede estancado algún día. Sin embargo, esto no debería ser cierto cuando domina el arte de un producto o captura a su público objetivo. Sus oportunidades para expandirse deberían ser infinitas.

Piense en Amazon, que comenzó como un negocio de venta de libros, pero hoy, esta marca comparte la experiencia de conveniencia y la sensación de descubrimiento. Después de escuchar las necesidades de sus clientes, Amazon comenzó a expandirse lentamente y actualmente es un negocio de todo.

Eso significa que vender y compartir desde un punto de vista emocional tiene infinitas opciones en comparación con vender un producto tangible.

Lo hace responsable

Cuando los clientes comiencen a disfrutar de las emociones que les vende, seguirán pidiendo más, y esto te colocará en una posición de responsabilidad para entregar más y más amor, alegría y felicidad. Aún así, estos clientes recomendarán a sus amigos y familiares que quieran que tengan emociones similares, lo que significa más ingresos para usted.

Más aún, hacerte responsable mantendrá estable su negocio y lo motivará a buscar nuevas formas de hacer crecer su negocio. Por ejemplo, la mayoría de los clubes de café comenzaron de esta manera; aunque comenzaron como pequeñas cafeterías, se vieron obligadas a seguir transmitiendo emociones todas las mañanas, por lo que tuvieron que expandirse.

También se asociaron con ciertas organizaciones benéficas y proveedores, todos con la misión de difundir amor, paz y felicidad en cada aspecto de su negocio. Asimismo, tal objetivo es lo que le hará explorar nuevas formas de presentarte ante los clientes que cuentan con usted.

Al final, son las emociones las que alimentan sus patrones de compra e impulsan su poder adquisitivo, pero no su producto. Las emociones influyen en sus pensamientos, comportamientos y decisiones, además de motivarlos a seguir viniendo a su sitio web oa su tienda para comprarle a usted y no a sus competidores.

Escuchar al consumidor

Una marca y sus representantes de ventas deben pasar de vender un producto a vender emociones como el amor y la felicidad. Esto comienza con investigar cómo su empresa hace sentir a sus clientes. Recuerde que las tendencias siguen cambiando y los deseos de los clientes cambian, pero lo que permanece constante son sus emociones, que comprenden amor, alegría y felicidad.

La taza de café que les vende cada mañana puede ayudar al consumidor a abrazar la vida y compartir sus sentimientos con sus colegas, amigos y familiares.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Top of the month